Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio Ok Más Información

REMAX

¿Cómo es el día a día de un agente asociado en RE/MAX?

¿Cómo es el día a día de un agente asociado en RE/MAX? - REMAX

Básicamente el trabajo se divide en las siguientes funciones:

Prospectar: buscar clientes vendedores y compradores. Existen varias formas de efectuar la prospección, la más tradicional del sector es llamar a propietarios que tienen anuncios de “se vende” en la propiedad o mediante prensa. En RE/MAX utilizamos además otras técnicas, desde el posicionamiento geográfico, al demográfico (mailing, telemarketing y visitas), desarrollo de Cipes, referidos o contactos, buzoneos, etc.

Captar: la presentación de la captación es muy importante y se efectúa de forma profesional y con un dossier en mano que puede ir acompañada de una presentación web. Básicamente en la captación se presentará un Plan Comercial Genérico para la propiedad con objeto de que el cliente nos firme el encargo de venta. El Coeficiente de Retención (captaciones efectivas/visitas de precaptación) dependerá de la formación, capacidad de negociación, calidad del dossier y Plan Comercial presentado, técnicas de venta, focalización en el cierre, etc.

Plan de Marketing: hay que ser muy meticulosos en su desarrollo para cada vivienda, ejecución y control, con objeto de obtener resultados, es decir, hay que personalizarlo al máximo.

Calificación y evaluación de los potenciales clientes: se efectuará en la oficina o en la propiedad, según el caso, y se debe filtrar al cliente para no perder ni tiempo ni imagen.

Efectuar presentaciones en venta: se trata de la venta propiamente dicha de la propiedad, si se ha calificado correctamente y el cliente muestra interés, con bastante probabilidad se cerrará. Un buen calificador, no debería de llevar a más de 5 clientes a una misma propiedad antes de venderla. Existen otras muchas técnicas para mostrar las propiedades, como Open House, Safari, etc.

Negociaciones: si hubiese que negociar entre comprador y vendedor, lo habitual es que lo haga el Agente. Se le forma para ello y es más neutral emocionalmente puesto que no hay vínculos a la propiedad.

Formación: es sin duda la mejor inversión con objeto de ofertar un servicio inmobiliario diferenciado, de calidad y completo. El cliente busca valor en el servicio que le presta su Agente, si lo encuentra, no es indiscutible que le venda la propiedad que le mostramos, pero generaremos confianza. A la hora de captar, es básico.

Creatividad: un factor muy importante, además de todas las herramientas que se facilitan en RE/MAX, es el desarrollo de la creatividad en las acciones, esto facilita “diferenciarnos” de la competencia. Debes de usarla a la hora de planificar tu publicidad, tus acciones sobre las propiedades, etc.

Financiación y contratos:  el Agente se encargará de la firma del contrato de arras, presentará al cliente la mejor financiación según acuerdos que tiene RE/MAX con diferentes entidades y preparará la firma en la notaría.

Planificación: el Agente debe de planificar su trabajo, cuánto, cómo, dónde y cómo va a efectuarlo, de esa forma y sólo de esa forma sabrá dónde están las desviaciones y dónde tiene y debe mejorar.