Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio Ok Más Información

REMAX

Todo lo que debes saber sobre el alquiler con opción a compra.

Todo lo que debes saber sobre el alquiler con opción a compra. - REMAX

Es una modalidad que cada vez gana más importancia. El alquiler con opción a compra consigue adeptos en la sociedad actual. En este post te contamos cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta antes de decidirte por el alquiler con opción a compra.

-En primer lugar, para el propietario, el alquiler con opción a compra es una alternativa sencilla que garantiza tener inquilinos sin necesidad de vender la vivienda. De hecho, con esta modalidad el propietario gana dinero desde el primer momento.

-Para el inquilino, este tipo de contrato representa una inversión de futuro en términos de compra de la casa. Así el precio final del inmueble va disminuyéndose paulatinamente hasta que llegue el momento de pedir una hipoteca en una entidad bancaria.

-En el acceso a un crédito hipotecario, los bancos aprecian con especial interés que el solicitante del préstamo ya tenga un pago previo realizado en concepto de compra de la casa.

 

-El inquilino cuenta con un período de 5 años para vivir en régimen de alquiler. En cualquier momento tiene la capacidad de comprar la casa aprovechando las posibles ofertas de financiación que encuentre.

-Por su parte, el propietario como arrendador seguirá beneficiándose de las ventajas fiscales asociadas al alquiler. También contará con una protección de impagos si incluye en el contrato una cláusula que penalice el inquilino con la pérdida de la opción de compra.

-El contrato de opción a compra es un tipo de contrato mixto en el que intervienen, de una parte, el arrendatario, y de otra parte, el arrendador.

-Es necesario hacer especial hincapié en algunos aspectos como son por ejemplo en la cantidad de dinero anticipada (normalmente será precio de la opción). Sin embargo, es muy importante que el dinero entregado solo se dé si el arrendatario tiene la seguridad de que podrá seguir pagando la vivienda en el futuro hasta llegar a comprarla.

-En el documento entre arrendador y arrendatario debe constar el precio total de la vivienda, el plazo durante el que puede ejercitarse la compra y el valor que adquirirá la propiedad.

-El inquilino debe asegurarse que la vivienda está libre de cargas. De no ser así, éste encontrará notables dificultades para ejercer la opción de compra.

-En el citado documento debe constar de forma clara si los pagos hechos en concepto de alquiler se descontarán del precio de la compra de la vivienda, tanto parcial como totalmente, en caso de ejercerse esta opción. El dinero aportado mediante el alquiler no suele regularse y por este motivo debe pactarse entre las dos partes.

 

-Si el inquilino vive en la casa tendrá derecho a permanecer en ella durante al menos cinco años independientemente del plazo de opción ya que este tipo de alquiler se regular según la ley de arrendamientos urbanos.

Por otra parte, el contrato de alquiler con opción de compra no está regulado en el Código Civil. Sin embargo, el artículo 14 del Reglamento Hipotecario lo recoge, además de la Ley de Arrendamientos Urbanos. Cabe resaltar que este tipo de contrato es dual al incluir tanto el documento de compraventa como el documento de alquiler. Otro aspecto a determinar es el plazo en el que se materializará la compra de la vivienda. Lo habitual es que se llegue a un acuerdo fructífero y beneficioso para ambas partes. En caso de que no existiera un plazo determinado, la Jurisprudencia apuntará el tiempo máximo para el arrendamiento que estime conveniente.

Y tú, ¿qué opinas de esta modalidad? ¿Prefieres comprar una vivienda o alquilarla con opción a compra? Sea como sea en Remax te ayudaremos en todo momento. Confía en los mejores profesionales del sector. ¡Te esperamos!